El Partido Socialista (PSOE) español activó un plan para intentar formar gobierno en la Comunidad de Madrid, donde fueron los más votados en la elecciones del domingo, pero la derecha sumó más escaños.