El ataque fue reportado durante el Ramadán en un distrito de mayoría de chiita y en un momento de gran concentración de gente en el mercado.