Ya sin Manu Ginóbili en la NBA, ahora el encargado de traer buenas noticias para Argentina es Pablo Prigioni. Es que en su primera temporada como asistente técnico del entrenador Kenny Atkinson, Brooklyn Nets logró su clasificación a los Playoffs, algo que no conseguía desde la 2014/2015. 

​Los Nets, que para esta temporada iniciaron un proceso de reconstrucción, superaron a Indiana Pacersy por 108 a 96 y ya se aseguraron un lugar entre los ocho mejores. Actualmente, a falta de dos partidos para el final de la temporada regular se ubican sextos, con un récord de 41-40. 

Brooklyn venía de tres temporadas para el olvido: en la 2015/16 terminaron con 21 triunfos y 61 derrotas, en la 2016/17 con un récord 20-62 y en la 2017/2018, con 28 triunfos y 54 derrotas. La última vez que habían finalizado con un registro positivo fue en la 2013/2014, cuando el récord fue de 44-38. 

La gran figura de los Nets, una pieza fundamental para alcanzar este objetivo fue D’Angelo Russell, quien promedia 21.2 puntos, 7 asistencias, 3.8 rebotes y 1.3 robos, en 30.4 minutos en cancha.