Representantes de ambos países mantuvieron un primer contacto diplomático desde el atentado perpetrado el 14 de febrero que mató a 42 policías en la Cachemira india.