La diabetes tipo 2 es una enfermedad de tipo metabólico fuertemente influenciada por nuestros hábitos. El ejercicio puede ser de gran utilidad en su prevención y no sólo el trabajo cardiovascular, sino también, un reciente estudio señala que entrenar la fuerza puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2 considerablemente.

Fuerza moderada y 30% menos riesgo de diabetes

La investigación publicada en la revista Mayo Clinic Proceedings analizó la influencia de la fuerza muscular, independientemente de la aptitud cardiorrespiratoria, en adultos de entre 20 y 100 años durante más de 20 años.

Así, los participantes se sometieron a pruebas de fuerza muscular y de esfuerzo en cintas de correr entre enero de 1986 y el 31 de diciembre de 2006.

Entrenamiento de fuerza: cuánto peso y cuántas repeticiones hacer para ganar fuerza en el gimnasio

Finalmente se encontró que aquellos que tenían un nivel de fuerza moderada poseían un 32% menos riesgo de diabetes, pero no se encontró diferencia entre tener un bajo nivel de fuerza o un alto nivel de esta condición.

Al parecer, no tenemos que tirarnos en el sillón todo el día pero tampoco, convertirnos en un superhéroe con niveles extraordinarios de fuerza, sino que un nivel moderado de fuerza es suficiente para obtener beneficios a nivel metabólico y reducir las probabilidades de tener diabetes tipo 2.

Cinco formas diferentes de progresar en nuestro entrenamiento de fuerza

Es claro que nuestra masa muscular que es precisamente la metabólicamente más activa es crucial en el desarrollo (o no) de diabetes tipo 2, además de la proporción de grasa corporal que tengamos.

Por eso, para prevenir esta y otras enfermedades no sólo debemos apuntarnos al cardio sino también, desarrollar músculos y entrenar la fuerza para obtener beneficios.

Imagen | Pixabay

Temas