Londres deberá abandonar la Unión Europea (UE) el 29 de marzo de este año, con o sin acuerdo.