“Venezuela es un desastre, y hay que limpiarlo y ocuparse de su pueblo”, sostuvo el presidente de los Estados Unidos junto a su par chileno Sebastián Piñera.

SHARE
Previous articleComo anillo al dedo
Next articleLa base está